Mi preparación para la transferencia de embrión.

Siempre aclarar antes de empezar que no soy médico, así como tampoco enfermera, ni mi intención es influenciar en este sentido. Sólo hablo de mi experiencia personal. Consulta siempre en caso de duda con tu médico.

Como ya sabréis, estuve 14 años en tratamientos de fertilidad.

¿Qué hice en el último tratamiento que tuvo éxito?

Desde años atrás había descartado los tintes tradicionales, hasta los mal llamados “naturales”. Este fue un paso bastante duro para mí ya que tengo canas desde los 21 años, y me encantaba experimentar con los diferentes colores. La opción más natural que encontré fue la Henna, -Lawsonia Inermis-, sin más aditivos (la hay con índigo – añil para color negro), y es con lo que tiño mis canas quedándome de un color rojo-cobrizo. Es mucho más latoso y engorroso de aplicar y tarda bastante tiempo en hacer efecto, pero el resultado es muy bueno.

Nada de lacas o esmaltes de uñas. Aunque sé que de la marca Avril venden unos esmaltes nada caros, que dan un buen resultado, cubren perfectamente de una pasada y también tienen un quitaesmaltes sin acetona.

Intento evitar en la medida de lo posible los parabenos, sales de aluminio (muy, pero que que muy común en los desodorantes), phenoxyethanol o fenoxietanol, plomo, sulfatos y siliconas.

Todos los productos de aseo personal, cremas, jabones, suavizantes, pasta de dientes, pintalabios, desodorantes, mascara, eyeliner, … Todo comprado bajo previa inspección de los ingredientes. Es bastante difícil encontrarlos libre de tóxicos, pero cada vez menos.

Leí un estudio de Japón donde prescribían colágeno y ácido hialurónico como coadyudantes de los tratamientos de fertilidad, yo sólo me atreví a tomarlos hasta el día anterior a la transferencia. De todas formas no me venían mal para mis articulaciones.

Tomé un suplemento llamado “alzaid”, que eran si mal no recuerdo, tres vitaminas del grupo B, una de ellas ácido fólico en el doble de dosis recomendada (en 800mgr). Cuando se me terminó el envase, estando embarazada de unas 9 semanas, cambié a Gestagyn Embarazo (complejo vitamínico de adquisición en farmacias).

En una analítica sanguínea la medición de la vitamina D me salía insuficiente (en 22, a partir de 30 era el límite para la suficiencia según el laboratorio al que me dirigía), aún tomando 30 gotas cada dos semanas de un preparado farmacéutico que le pautaron también a mi niña cuando nació. Así que elegí otro preparado más fuerte del Dr. Tri Tolonen (unas 10.000 unidades internacionales creo recordar que eran). Tomé una cápsula diaria, y en la repetición de la analítica estando embarazada me había subido a 66. Consulta siempre con tu médico, ya que hay que estar muy pendiente de “llegar y no pasarse”, pero lo cierto es que hay mucha diferencia en las UI (unidades internacionales) que ofrecen los distintos preparados que hay a la venta. Estáte pendiente a ello.

Leí en inglés sobre la Bromelina, y me decidí a probarla. Tenía que tomarla sólo 5/6 días tras la fecha supuesta de ovulación. Adquirí de la marca Solaray y seguí las instrucciones de la marca. Aparte también desayunaba piña natural. Como me transfirieron un embrión de tres días, seguí tomando la bromelina hasta tres días después de la transferencia (y tres días antes).

Mantuve siempre los pies calientes con calcetines bien gordos y botas “peludas”. Tenía siempre en la cabeza lo que leí “pies calientes = útero caliente”. Claro que estamos hablando que la transferencia del embrión ocurría en 11 de Diciembre y por la época hacía bastante frío.

Caminaba todo lo que podía. Me encantaba tanto por el interior como por el paseo marítimo. Una, o dos horas a ser posible, y todos los días.

Leí sobre tener la actitud mental desde el momento de la transferencia, de creer que estás embarazada hasta que te demuestren lo contrario. Técnicamente es así. Por esto evitaba lo mismo que evitaría estando embarazada, cafeína (sólo tomaba un descafeinado al día, y ojo con la achicoria, la stevia, las tisanas, el té verde, las semillas de lino, manzanilla, tila, etc … Yo echaba un ojo antes por internet, y si aparecía junto a la palabra “abortiva” lo evitaba, y no te puedes imaginar la cantidad de cosas que aparecen), ambientes ahumados, estrés, etc …

Aunque todos te recomiendan no estar pendiente a las señales de tu cuerpo, esto es IMPOSIBLE. Y la beta espera se hace muy larga. Ya pondré un post sobre los síntomas que yo tuve antes de la prueba de embarazo (HCG). Así que todo lo que eran planes fuera de casa, me apuntaba para distraerme.

No sé si me falta algo en la lista ahora mismo, pero modificaré este post si recordara algo más.

¿Tienes alguna pregunta que hacerme?, puedes dejármela en la sección de comentarios.

¿Tú qué hiciste durante tu beta espera?